close
Noticias

$120,000.00 dólares para las MIPYMES de la región para la reactivación económica

CENPROMYPE y el Departamento de Estado de los Estados Unidos contribuyen a la reactivación económica del segmento MIPYME a través de un fondo no rembolsable por un total de $120,000.00 dólares US para Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá denominado «Reactivación E-commerce, SICA Emprende».

El fondo busca fomentar el uso de nuevos canales de comercialización, a través del programa “Desarrollo de Capacidades en Comercio Electrónico en Centroamérica”.

“Junto al Departamento de Estado de los Estados Unidos estamos trabajando para que las MIPYMES se beneficien del uso del comercio electrónico, nuestra intervención para tener un servicio especializado y fomentar el del e-commerce. Este fondo viene a apoyar el Plan de contingencia del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)”, expresó David Cabrera, director ejecutivo interino de CENPROMYPE.

Para la implementación de actividades vinculadas al proyecto en el nivel nacional, CENPROMYPE cuenta con el apoyo de instituciones aliadas en cada país beneficiario, incluyendo a las entidades gubernamentales rectoras de la MIPYME; VICEMIPYME del Ministerio de Economía de Guatemala, CONAMYPE, SENPRENDE, MEIC y AMPYME; que coordinan los esfuerzos para fortalecer los ecosistemas nacionales de comercio electrónico. Además,  otras instituciones clave en el ecosistema, como cámaras de comercio e industria, cámaras de exportación, y otros actores de los sectores privado y academia, como socios en la implementación de los componentes de esta iniciativa.

Fondo de reactivación E-commerce, SICA EMPRENDE

Las empresas ganadoras pueden aplicar a un monto máximo de $3,000 dólares para implementación del proyecto de comercio electrónico, de acuerdo al plan de gastos que se apruebe. Las actividades deben relacionarse a acciones priorizadas para el montaje de la estructura necesaria para operar o fortalecer el/los canal(es) de comercio electrónico de la empresa.

Dirigido a empresas que: ante la situación del COVID-19 se han adaptado a las nuevas condiciones del mercado, que hayan iniciado operaciones durante el COVID-19 debido a la identificación de oportunidades de negocio, estén formalizadas en lo referente a aspectos tributarios o dispuestas a hacerlo durante el proceso de implementación del plan de comercio electrónico, con experiencia como usuario de plataformas de comercio electrónico, con experiencia o capacidad de realizar operaciones de Banca en línea, entre otros.

Los criterios a ser evaluados para participar al fondo son: estrategia de mercado, estrategia de logística, estrategia de medios de pago, equipo de trabajo de empresa, priorización y pertinencia, y aspectos legales y sostenibilidad.